Moisés y los Diez Mandamientos

La historia comienza en la ciudad de Pi-Ramsés, en Egipto, aproximadamente en el año 1.300 antes de Cristo, cuando el poderoso faraón Seti manda a matar a todos los recién nacidos de sexo masculino a causa del odio que tenía por el pueblo Judío. En medio del horror por el infanticidio masivo, una valiente familia hebrea desafía la orden del Faraón y esconde a su hijo en un canasto que flotaba por el río Nilo, confiando en que Dios lo llevaría a un lugar seguro.

 

 

 

 

El canasto lleva al niño Moisés hasta las manos inesperadas de la Princesa Henutmire, quien se conmueve ante la imagen del niño huérfano y decide adoptarlo. Moisés se cría como un verdadero príncipe egipcio junto con su hermano Ramsés y la hermosa Nefertari, cuya belleza y encanto cautivan a ambos hombres.

 

Como la conocida historia lleva a Moisés al encuentro con Dios en el desierto de Sinai en la zarza ardiente, hasta el cumplimiento del llamado para  enfrentar al poderoso Faraón y exigir la libertad de su pueblo, los magníficos efectos especiales describen las diez plagas que afectaron la tierra de Egipto, y luego el cruce impresionante del Mar Rojo por tierra seca.

 

La serie fue filmada parcialmente en Israel, Egipto y en el Desierto de Atacama en Chile. La autenticidad en los sets de filmación, escenario, vestuario y relatos históricos son equivalentes a un profundo respeto hacia la Biblia. Cada episodio está lleno de intriga, suspenso y el triunfo de la fe, siempre transmitiendo el sentido de que el mismo Dios de Moisés está presente entre nosotros aún hoy.