El desafío de Lea

Hija mayor de Labán, sobrina de Rebeca, hermana de Raquel, primera esposa de Jacob. Madre de Rubén, Simeón, Leví, Judá, Isacar, Zebulón y Diná. Lea es una niña tímida, de ojos tiernos. A los ocho años, tras la muerte de su madre en el parto de Raquel, ella se ve obligada a asumir la responsabilidad sobre los cuidados de la hermana recién nacida, teniendo que madurar abruptamente.

Con un padre insensible y una madrastra nada simpática, ella sólo cuenta con la amistad de la sierva Zilpa, también una niña de ocho años. Lea no es especialmente bella y sufre con el desdén de sus medios hermanos y madrastra. Insegura, con baja autoestima, ella se dedica al arte de la culinaria y se convierte en excelente cocinera. Al conocer al recién llegado Jacob, Lea se apasiona, pero, para su tristeza, prefiere su hermana menor: la bella y fútil Raquel. A causa de un marco de su padre, con el asentimiento de su hermana, Lea es coaccionada a casarse con Jacob en lugar de Raquel. Al percibir que fue engañado, Jacob se rebela y pasa a despreciar a Lea. Ella continúa como su esposa, pero él también desposa a Raquel, por quien es apasionado. Lea se empeña en ser una buena esposa, pero, incluso después de haberle dado varios hijos, sigue siendo despreciada por Jacob. Ella sufre con el rechazo y busca desesperadamente el amor del marido, pero, al darse cuenta de que se está desvalorizando, resuelve cambiar su vida.